miércoles, 9 de diciembre de 2009

La savia que te nutrió

Vuelvo a mis orígenes con dudas, con desgana, vuelvo a reconocerme en mis ancestros. La niña que fui y la mujer que soy se enredan en un abrazo dulce y apretado. Entiendo que la vida me ha sido grata y doy las gracias a quienes me auparon para llegar a ser lo que soy. Pero mi agradecimiento es mudo y mis sentimientos son contradictorios. Una secreta emoción me embarga cuando camino por las calles de mi pasado, ese pasado luminoso que dejé atrás no se muy bien por qué. Quizás por la belleza de la soledad, quizás porque tocaba hacerlo, porque es lo natural.
¿Por qué eres así y no de otra manera? ¿Por qué son asi quienes te rodean? ¿Qué savia los nutrió para que crecieran así, sanos y salvos? ¿Qué amor los envolvió para que fueran hombres y mujeres de provecho? ¿Qué magia los ungió para investirlos de tanta gracia y sabiduría, y por qué así y no de otra forma, con otra combinación de brazos y pies, salieron a la calle a dar la guerra? ¿Por qué los amo tanto si no son más que cuerpos que se confunden entre otros, por qué este júbilo carnal al reencontrarme ahora con mi esencia...? Amor que se derrama en todas sus dimensiones. Necesidad de dar amor y diluirme en este festín de caricias, de corresponder así a tantísimos desvelos de mis predecesores. "Es tu turno", me dice esa voz cada vez mas nítida, "no lo dejes pasar, toma partido, es ahora o nunca. Toma partido, haz honor a tu estirpe y fructifica mientras ellos, tus ancestros, te observan." No se muere la historia con la vida ni con un cambio temporal de domicilio. Ella está ahí, esperando a que le rindas honores. Lo otro -el sentirte a la deriva y sin obligaciones- fue sólo un espejismo.
Ahora lo sabes: estás condenada a saberlo. No puedes ignorar a tu pasado, no puedes, ni quieres, ignorarlo. Eres tú hoy mas que nunca, y eres feliz de saberte de vuelta.

sábado, 5 de diciembre de 2009

Por el derecho a abrazar a la madre

Esta es la semana de la blogacción por los derechos humanos en Cuba. Yo quiero aprovechar para abogar por el derecho que debería tener todo cubano entrar y salir de Cuba libremente para estar con su familia cuando lo determine o cuando lo necesite. Basta ya de absurdas restricciones de movimiento, de familias separadas. ¡Libertad de movimiento para todos los cubanos ya!

lunes, 30 de noviembre de 2009

Próximo 5 de diciembre: llamamiento por los derechos humanos en Cuba


El próximo sábado 5 de diciembre tendrán lugar en varias ciudades del mundo manifestaciones a favor de los derechos humanos en Cuba.
También tendrá lugar en Internet una gran Blogacción para dar a conocer al mundo la situación de los derechos humanos en Cuba, sobre todo de la libertad de expresión, asociación y movimiento, que a mi juicio son los más críticos.
Más información aquí.

viernes, 27 de noviembre de 2009

María Isabel Ballester lee un poema



Esta mujer es una gran artista, pero grande de verdad. Si quieren ver su obra, pueden entrar en su web: http://www.mariaisabelballester.com
Estoy impresionada con la calidad de sus esculturas, sobre todo el detalle de los rostros, fíjense en la escultura llamada "el viaje", la expresión de dolor de los que van en la patera. Es realmente impresionante.

Leyendo en la galería de María Isabel Ballester II

Este quedó cortado, lástima, pero igual espero que lo disfruten y puedan apreciar la belleza y la magia de ese lugar. Qué lujo poder estar ahí. Gracias a la familia Ballester y en particular a María Isabel quien tuvo la gentileza de regalarme una novela de su padre: "Apuntes para la destrucción de un cuadro". He leído la poesía de Cándido y me ha encantado, estoy segura de que esta novela también me va a gustar.

Leyendo mis cosas en la galería de María Isabel Ballester I

La noche del miércoles fue una noche preciosa, fui invitada a participar en esta lectura íntima en un lugar mágico como pocos he visto en mi vida: el taller de una gran artista plástica argentino-mallorquina, en el que conviven sus esculturas fascinantes con los cuadros no menos hermosos de su padre, el pintor y escritor Cándido Ballester. Qué delicia de noche y qué familia talentosa, incluyendo a Marcela Ballester, que también leyó su prosa poética y a Santi, que ya lo han visto lo bien que se desenvuelve escribiendo sus propios relatos.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Pablo Milanes canta "Tú eres la música que tengo que cantar", de Tony Pinelli

Qué maravillosa canción y qué buena la interpretación de Pablo y su grupo. Esta es una de esas canciones antológicas de la música cubana. Disfrútenla.

martes, 24 de noviembre de 2009

Apuntes para el encuentro

Los caminos de la sabiduría son diversos y están llenos de errores. Me pregunto, por ejemplo, qué pensará gente como Yohandry, como Elaine y otros blogueros jóvenes que escriben propaganda política por encargo desde Cuba, cuando el día de mañana miren atrás y vean que en su obcecado empeño de espadachines de la Revolución han faltado el respeto a cientos de miles de buenos cubanos que viven en el exilio por culpa de un gobierno totalitario y absurdo. "La juventud es una enfermedad que se cura con el tiempo", una vez escuché esta frase muy certera, y también esta otra: "la ignorancia es atrevida". Pero no todo ha de achacársele a la juventud y a la ignorancia; tiene que haber cierta predisposición al fundamentalismo y a la manipulación. De lo contrario no me explico tanta ceguera, tanta doctrina, saliendo de unas mentes que por su juventud deberían estar más abiertas a cuestionárselo todo y no a justificarlo todo, a querer tapar el sol con un dedo, a repetir el guión aprendido sin pararse a pensar si el fín -la perpetuación de ese sistema de valores fallido- en realidad justifica los medios.
Estos blogueros saben que "se la tienen jurada" fuera de Cuba, incluso alguno de ellos ha denunciado haber sido amenazado de muerte a través de Twitter en más de una ocasión, lo cual no me extraña, el pueblo cubano es violento y hay tanto rencor entre los exiliados, dolor que se ha ido amasando año tras año, impotencia tras impotencia y manipulación (de uno y otro lado) tras manipulación. El resultado puede ser una bomba de neutrones, un estallido de violencia sin precedentes que hay que procurar apagar y controlar pues para nada va a ayudar al encuentro de la nación.
Del otro lado, como ya pudimos ver en ese triste episodio de la calle G, hay mucha desconfianza hacia lo nuevo, mucho comportamiento atávico (aunque eso pudiera decirse que lo hay de los dos lados), un patriotismo visceral y mal entendido que no facilita el diálogo, y mucha miseria, material y humana, obstáculos que habrá que sortear con inteligencia y con mucha paciencia para lograr un entendimiento de igual a igual en aras de una Cuba mejor. Habrá que descartar la violencia y los ajustes de cuentas del tipo ojo por ojo, de lo contrario la espiral de odio será imparable y crecerá por los siglos de los siglos. Hay que aprender de los errores del pasado y de los ejemplos más que fehacientes que vemos en los telediarios; el caso de Israel y Palestina, que es el súmum de esa escalada de violencia sin fín. No hay que dejar que la sangre llegue al río, al contrario, hay que impedir por todos los medios que se derrame una gota de sangre de nuestros hermanos en ese encontronazo que está por venir, (yo quiero pensar que ya queda menos para que se produzca al fín) y en ese momento hay que poner en práctica aquello de que "hablando la gente se entiende" y sobre todo el respeto y la comprensión, que son las bases de la paz.
Ojalá que el castigo mayor para los intolerantes sea dar de bruces con sus propios errores y recibir el amor de aquellos a quienes en su día hicieron daño.

sábado, 21 de noviembre de 2009

Pueblo estúpido


Cuando la estupidez y el salvajismo alcanzan cotas tan altas como ésta, me doy cuenta de que no pertenezco -ni nunca he pertenecido- a esa manada de bestias vociferantes, a esa gentuza vulgar que quieren hacerme pasar por el pueblo cubano.

Cuánta ceguera, cuánto odio en esos rostros descompuestos. Lo peor es que no saben que en realidad a quien odian no es a Reynaldo Escobar sino al concepto que él representa: la libertad, la posibilidad de disentir, el coraje de dar la cara. En vez de volcar su odio contra quien les ha hecho miserables dándoles pan y circo para olvidar que están presos de por vida, la emprenden contra el crítico de turno, el que les hace sentir incómodos poniéndoles un espejo en las narices. Cerdos rabiosos, violentos y abusadores. Guaracheros ignorantes.

Me parece estar viendo Memorias del Subdesarrollo. La comparsa me dejó descolocada: pan y circo, ¿y dónde estaba la pipa de cerveza? No salió en el vídeo pero seguro que estaba por ahí. Cuánta vulgaridad, cuánta mediocridad, ¿y ese es el país por el que suspiro yo? ¡Ah, Cuba, Cuba, cuántos disgustos me das! Qué manera de criar guaracheros y otras sabandijas, qué falta de elegancia en tu gente, cuánto has perdido en todos estos años.

Afortunadamente existe gente con decencia, con valor e inteligencia para enfrentar el espanto y el mal gusto, y cada vez son más, somos más, aunque por desgracia los otros son más ruidosos: tienen los pulmones entrenados a base de gritar estupideces como papagayos.

viernes, 20 de noviembre de 2009

Julio Cortázar: Dadora De Las Playas

Al parecer el trópico cubano hizo mella en Cortázar. Me pregunto quién le inspiraría este poema tan hermoso. A lo mejor anda por ahí sabiendo que ella es la "dadora de las playas".

domingo, 15 de noviembre de 2009

Que ya es mucho cuento la vida

A veces los niños nos dan lecciones maravillosas. Vean aquí a Santi, el maravilloso hijo de Marcela, que a su corta edad ya escribe cuentos tan filosóficos como éste.
Me encanta este niño, dicho sea de paso, es tan inteligente y despierto como pocos he visto.
Lo que más me gusta es el final de cuento, lástima que lo cogí empezado.

martes, 10 de noviembre de 2009

De escritores desconocidos II

La historias se repiten en la vida de un modo caprichoso. Yo vengo de una familia de gente campechana, que se quita lo suyo para dárselo a los demás. Hablo de mi padre y mi madre, que cada uno por su lado bien podrían montar una ONG. No es extraño, por tanto, que el peso de su ejemplo me haya caído encima como una piedra (en ocasiones lo he sentido así, sobre todo cuando no entendía la importancia de ayudar) y que de vez en cuando aporte mi granito de arena para hacerle la vida más agradable a quienes me rodean. No es que sea la Madre Teresa de Calcuta, aclaro, pero me gusta ayudar a las personas a conseguir sus metas, mucho más si está a mi alcance.
Creo que la solidaridad es una fuerza tan poderosa que por sí sola podría regir el mundo. Mi experiencia personal me ha llevado a encontrar por doquier a gente que funciona según esta dinámica de intercambio, de amor, de amistad, que son los valores que quedan cuando todo se derrumba alrededor, como pasa ahora que todo está patas arriba con esta maldita crisis. Y sin embargo el amor sigue en pie, los valores de la familia, de la amistad siguen en pie y son casi los únicos en los cuales podemos confiar, porque son los auténticos. Todo lo demás es impostado y prescindible.
El mundo es un lugar más confortable cuando alguien te tiende una mano en el momento oportuno, sobre todo si no intenta cobrártelo a la primera de cambio. Pero no hay que olvidar que como dice el refrán "es de bien nacidos ser agradecidos", por ello yo discrepo de los que dicen que no hace falta agradecer a la persona que nos benefició si hacemos el bien a otra. Esta idea me parece hoy por hoy algo acomodaticia, yo prefiero que me reconozcan y reconocer a su vez, lo otro es filosofía budista o simplemente dejadez. Y lo dice una que tarde se ha dado cuenta de la necesidad de ser consecuentes, pues antes he dejado embarcado a todo un pueblo.
Pero bueno, como somos humanos, lo cual implica que somos torpes y tropezamos no dos sino más veces con la misma piedra, y existe eso que se llama el arrepentimiento y el perdón y la segunda oportunidad, terminamos aceptando pulpo como animal de compañía, somos tolerantes a la hora de juzgarnos (menos mal, ya que somos tan imperfectos) y nos permitimos intentarlo de nuevo, aunque no hay que olvidar que el daño queda. Eso no hay que olvidarlo.
Dicho esto voy a lo que iba, que como siempre me pasa, me he ido por las ramas.
Recientemente, el destino me ha puesto en el camino a una persona, para que yo la ayude del modo como no pude ayudar a mi vecino Fito. Sé bien que no necesariamente ha de haber una relación entre estos dos fenómenos, pero a mí se me antojó (vaya idea peregrina) que sería una buena manera de resarcirme, y también de aprender. Cuando una amiga me habló del caso de Catalina, una señora de 84 años que buscaba a alguien para pasar sus memorias al ordenador y editarlas, no me lo pensé dos veces y fui a su encuentro. No sabía ni cuánto pagaba, pero no me importó. El simple hecho de poder acceder a esta fuente de experiencias me bastaba para sentirme recompensada, y de paso la ayudaba, o sea, un negocio redondo.
Pero sucede que lo que comenzó como un divertimento ha cobrado vida propia y el libro de la vida de Catalina me está haciendo reflexionar sobre mi propia vida, aclarar mis dudas, ponerme frente a mis fantasmas. Como si de un alter ego se tratase, la historia de esta señora de 82 años que se llama igual que mi abuela me recuerda mi propia historia. Salvando diferencias -que las hay y muchas- hay en sus páginas una angustia vital, una inquietud, una pasión, que nos identifican y que me llevan a pensar que nada es casualidad, que todo está conectado, y que tengo razón al darle importancia a estos pequeños detalles.
La señora Catalina se ha revelado como una hábil narradora, además de una escritora prolífica con una vida más que interesante. En ese aspecto la encomienda está cumpliendo su objetivo, sobre todo porque entre col y col ya me ha pasado dos novelas suyas que he devorado con verdadero placer. Su estilo no es el que más me gusta pues es algo barroco y por momentos cursi, pero sus vivencias son intensas y su frescura también lo es. Este descubrimiento me ha llevado a preguntarme cómo es que existen tantos escritores desconocidos. ¿Acaso cada uno de nosotros duerme con un manuscrito debajo de la almohada? De lo que no me cabe duda es de que cualquier hijo de vecino, si quisiera, podría contar su vida, y en cada vida podríamos encontrar algo interesante.
Le pediré a Catalina que me deje publicar algo suyo en el blog. Hay pasajes de gran belleza.

lunes, 9 de noviembre de 2009

De escritores desconocidos. Un pequeño homenaje I

Hace dos semanas murió Fito, mi vecino escritor. Su muerte me hizo reflexionar, por injusta. La muerte siempre es injusta pero en el caso suyo lo fue mucho más. Su historia es un cuento sin moraleja, una broma de mal gusto, pobre Fito. No fui a su entierro, pues la nuestra había sido una amistad de pocas horas, no obstante si me preguntan, contesto que lo consideraba un amigo, me dijo tanto con su mirada en las últimas ocasiones en que nos cruzamos... Pero voy a empezar por el principio pues sino no lo van a entender.
Fito -hasta hoy no conozco sus apellidos-, era un señor con aire distinguido que rondaba la cincuentena cuando sufrió un accidente cerebrovascular. Bebía mucho, según tengo entendido. Yo lo conocí poco antes del accidente en la fiesta de cumpleaños de mi vecina y amiga Inma, en la playa de Illetas. Por entonces yo le había pasado unos poemas a mi amiga y ella, al parecer, se los había dado a leer, así que en un momento de la noche surgió el tema y me dio su opinión sobre mi obra, que le había parecido inmadura -algo en lo que yo estuve de acuerdo cien por ciento, por algo a aquellos versos los había titulado "Poemas adolescentes"-. Recuerdo que me dijo: "huye de la rima, no busques la rima", y tuve que explicarle que a mí la rima me buscaba a mí, que sin quererlo, y gracias a mi oído, las cosas me salían con un ritmo interior, cuando no directamente con rima, lo cual me causaba no pocos dolores de cabeza, pero que en el futuro trataría de evitar este tic.
El fin de semana siguiente, si mal no recuerdo, ya a Fito le había dado el Ictus. Lo recuerdo tan claramente porque me impactó pensar que justo unas horas atrás yo había estado charlando con él, y me había enterado de que vivíamos en edificios cercanos, a menos de 30 metros el uno del otro. Pasó como un mes durante el que estuvo ingresado -el suyo fue un ictus bastante severo- y un buen día me lo encontré sentado en un murito tomando el sol a las puertas de su edificio. Reconozco que me dio pena verlo así, desvalido, después de haberlo conocido en plena forma apenas un mes atrás. Lo peor no era su andar rengueante, que ya era penoso, pues para andar veinte metros bien podía tardarse 10 minutos auxiliándose con un bastón. Lo peor era la incapacidad casi absoluta que tenía para comunicarse. Triste, muy triste me quedé cuando lo ví angustiado al no poder hablarme más que con la mirada, que de súbito -noté- se le había tornado más expresiva. Entonces me pareció tan cercano... mucho más que la vez anterior.
Pero cuando verdaderamente el corazón se me encogió fue al notar que no podía organizar en palabras sus pensamientos: su mente se había vuelto caótica y por alguna extraña razón era incapaz de deletrear una palabra, mucho menos de escribirla. Al parecer sabía lo que quería expresar, pero no cómo hacerlo.
Y lo que ese día quería transmitirme era su alegría porque le iban a publicar un libro, "La madriguera del arlequín" iba a llamarse y era una novela. Tuve que deducirlo después de que me extendiera una crítica que le habían hecho, y que aún conservo. Más que crítica ahora que la he releído me doy cuenta de que se trata del comentario de un lector de editorial, un comentario bastante favorable, dicho sea de paso. Y lo felicité, y nos reímos los dos de lo difícil que estaba resultando la comunicación, para quitarle hierro al asunto, pero yo me fui a casa demolida. No poder hablar ni escribir me pareció el castigo más grande que un ser humano pueda recibir, mucho más si se trata de un escritor.
Pasaron un par de años y continué viéndolo, ya en el barrio, ya en el café "Tú y yo" que queda cerca de casa, del cual era un habitual. Siempre que nos encontrábamos yo notaba como se le iluminaba la mirada: éramos cómplices del delito de soñar. En todo el bar no había otra persona que supiera que él era escritor, un gran escritor, autor de una novela que un crítico catalogó como "una novela que no esconde las vísceras ni ahorra desencantos, impotencias y críticas... una novela a contracorriente".
En nuestros posteriores encuentros Fito había evolucionado y aunque seguía sin poder hablar, ya podía escribir en una libretita y con mucha lentitud palabras sueltas, lo que unido a una profusa gesticulación que había desarrollado, hacía perfectamente posible un diálogo con él. Una vez, en el bar, hablamos de la prensa; yo leía el Diario de Mallorca y él me lo señaló y me dijo que él también lo leía, y que prefería éste al Última Hora, que por su cara de asco noté que no le gustaba demasiado. "Tampoco a mí -le dije- es una mierda de periódico, muy sensacionalista y local", se echó a reír. Estábamos en la misma cuerda.
Otra vez le presenté a mi amigo Antonio, que aquel día estaba de resaca y por tanto tenía cara de pocos amigos. Le dije: "Antonio, este es Fito, un gran escritor y un buen amigo", mientras que a Fito le dije: "Este es Antonio, un poeta excelente al que quiero que conozcas". Lástima que Fito se tuvo que ir. Su madre, una señora octogenaria que cuidaba de él, había venido a buscarlo en su coche al bar donde continuaba poniéndose ciego de cervezas a pesar de la prohibición médica.
Mis poemas nunca superaron su censura, debía tener razón, yo misma aún no los apruebo. Recuerdo que cuando compilé el volumen al que puse por título "Oscuras conclusiones", le dejé una copia para que les echara un vistazo. Cuando me los devolvió su expresión no era del todo aprobatoria, y con la mano hizo un gesto como de decir "más o menos". Me señaló una estrofa que no le había gustado y entendí que la había encontrado muy obvia, le faltaba poesía a mi poesía, eso lo sabía yo, por eso no me disgusté con su crítica, al contrario, aprecié su sinceridad pues bien hubiera podido mentirme para endulzarme el oído. Aunque en el fondo la poesía sea una cuestión de gusto, y el suyo al parecer distaba del mío, lo cierto es que no se podía ignorar la historia de la literatura como yo lo estaba haciendo. Había que leer a los mejores, leer poesía. Claro que todo esto no me lo dijo sino que yo lo rumiaba desde hacía tiempo, y al notar su expresión grave me vino de repente a la mente.
Pobre Fito, solitario y apartado del mundo, y sin poderse comunicar. Sin embargo en los últimos tiempos estaba logrando pequeños progresos, andaba más rápidamente, escribía palabras sueltas con pésima caligrafía, pero su mejoría era tan lenta que cuando supe la noticia de su muerte en el fondo me alegré por él. Nadie merecía vivir así. Me dio mucha tristeza pues sabía que ya no iba a ver más a ese amigo que se alegraba tanto de verme y con el que podía compartir instantes de comunicación inteligente más allá de las palabras. Ahora me pregunto por qué no lo visité, por qué me paralizó la lástima y el miedo a ver de cerca su sufrimiento, quizás hubiera podido ser su amanuense, pero yo estaba metida en mi propia historia, demasiado ocupada con mis asuntos existenciales como para hacer ese acto de amor. Qué lástima por mí que no lo pude ayudar, a un ser tan bello, sí, porque era bello, sus ojos y su sonrisa lo delataban. La enfermedad, curiosamente, lo había llenado de humanidad y de una simpatía tremenda, aunque quizás lo estoy idealizando pues nunca llegué a saber cómo era en realidad.
Y como si de una señal se tratase, el otro día mientras organizaba mis papeles me encontré la nota titulada "Algunas impresiones sobre La madriguera del Arlequín", que no está firmada por nadie, y no he podido evitar dedicarle este pequeño homenaje. Me gustaría leer la novela, aunque creo que aún no se ha publicado, al menos en Internet no aparece nada aún. Creo que pasaré por su casa, si el miedo que le tengo a la muerte, y a encontrarme con su madre octogenaria, me lo permiten. Ya les diré qué tal.

In the mood for Wong Kar Wai








Hace poco volví a ver estas películas de una belleza exquisita. Desde entonces no puedo dejar de escuchar estas melodías. Son de lo más hermoso que he escuchado en mi vida. A quienes no hayan visto el cine de Wong Kar Wai les recomiendo que no dejen de ver estas tres (la última es un corto que forma parte de una trilogía llamada Eros), son espectaculares.

domingo, 8 de noviembre de 2009

Injusticia a la vista

Hoy me enteré de que habían secuestrado y maltratado a Yoani Sánchez, y a los otros blogueros que se disponían a participar en una manifestación pacífica contra la violencia. Me da mucha rabia que sucedan estas cosas. ¿Cuándo seremos un país civilizado? Quizás nunca, qué pena. Yo ya no sé qué esperar de mi país, qué nueva y desagradable sorpresa me deparará este país agonizante, subdesarrollado y violento donde nací. Pero hoy lo siento más que nunca: Cuba ya no es el país de mi infancia. Ese otro, maravilloso quedó atrás, en mis sueños. Ahora sólo veo miseria y abandono. Qué pena me da por sus habitantes, por toda la gente buena que vive allí que no tiene la culpa de tanta sordidez. Paciencia y entre tanto a seguir desenmascarando a estos sinvergüenzas que son los verdaderos culpables de la triste realidad.

sábado, 7 de noviembre de 2009

De vuelta

Bueno amigos, ya estoy de vuelta nuevamente, esta vez me he tomado unas vacaciones largas, una pausa reflexiva y muy provechosa para mi espíritu, para reponer fuerzas, organizar mi vida, mis papeles, mis emociones... en fín, parar.
Siento mucho no estar siempre a la altura, no estar siempre disponible, aunque en el fondo no lo siento tanto porque lo contrario sería esclavitud, y yo no quiero eso, aunque lamento si en ocasiones mi modo de actuar desconcierta o desilusiona a quienes me aprecian o esperan algo de mí. A veces mi actividad ha generado unas expectativas que me han superado, y a veces, no pocas, he torcido el camino, creyéndome capaz de hacer cualquier cosa sin que eso me afectase en mi esencia. ¡Qué equivocada estaba! Cuando cambias tanto de sombrero se te olvida cómo es tu cabeza, y se te olvida la belleza de tu cuello al descubierto, bañado por el sol, expuesto al sereno y a la lluvia. Quiero decir que a uno se le olvida la belleza de lo simple, enredado en sutilezas mundanas, en ese juego de apariencias en el que caemos inevitablemente al vivir en sociedad. Por eso es necesario parar, el tiempo que sea necesario, para mirarse en el espejo y reconciliarse con uno mismo, con los ojos de uno, la sonrisa de uno, el recuerdo de cuando uno era niño, lo que queríamos ser, lo que hemos sido y lo que no hemos sido, lo que podemos aprovechar de todo eso y lo que es necesario tirar, aunque nos duela, pues hay logros que no son tales, o que no son nuestros y a los que es necesario dejar de lado pues llevan en sí la semilla de la discordia y el desamor.
El amor ¡qué concepto subversivo para estos tiempos de odio y egoísmo! Todo el mundo sabe cómo incordiar al prójimo, cómo sacar partido de una situación para ascender, como disimular, pero sabemos tan poco del amor, que es una pena. Sobre todo esto he podido reflexionar en mi pausa, también sobre el motivo de mis ansias de querer abarcarlo todo en esta vida, y aunque ciertamente no haya encontrado todas las respuestas, este silencio me ha traído una paz de espíritu que intuyo es el inicio de una nueva etapa mucho más sosegada, mucho más decisiva para mi camino, una etapa en la que espero den sus frutos muchas de esas semillas que he ido sembrando a lo largo de mi disparatada búsqueda. Y espero compartirlo con ustedes, quienes están ahí por casualidad o por algún motivo que desconozco, por suerte para mí.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Debate sobre Internet en Cuba

¡Genial! Me parece maravilloso que haya este debate en la Cuba de hoy y que la intrépida Yoani se haya logrado colar para decir estas verdades. Cada vez admiro más a estos luchadores que se mojan de verdad para decir las cosas que todos quieren escuchar y nadie se atreve a decir.

lunes, 26 de octubre de 2009

"El secreto de Cuba", un documental de Current TV (en el que aparezco junto a otros blogueros)



Me están entrando deseos de volver, pero no con la frente marchita sino con la frente bien en alto, pues esto de bloguear ha valido la pena. Gracias a Aguaya (que está celebrando los dos años de su blog) por colgar el documental. Muchísimas gracias a Valerio y a Patrick por su profesionalidad, el equipo de Current TV hizo un trabajo excelente.

viernes, 2 de octubre de 2009

Mercedes Sosa - Alfonsina y el mar

Un pensamiento para La negra, espero que viva muchos años más y nos siga regalando sus hermosas interpretaciones.

Ay, mariposa - Miriam Ramos

Bato mis alas... sé que en el mundo hay dolor pero no es dolor el mundo.
Gracias, Pedro Luis, gracias, Miriam por esa interpretación maravillosa.

jueves, 24 de septiembre de 2009

Nada que mostrar

A veces me llegan a mi teléfono móvil sms con un mensaje muy raro: "nada que mostrar", son amigos a los que sin querer se les ha escapado el mensaje antes de escribirlo. La primera vez que lo recibí pensé que era un error, o un mensaje en clave, pero ahora ya me río porque sé de qué se trata.
Esto viene a cuenta de que siento que es el momento de dejar descansar este blog, porque ya su frescura no es lo que era antes, y yo sinceramente tengo deseos de un cambio, de vivir más la vida y no que me la cuenten a través de la red. No es que la vida sea más divertida que las noticias que uno lee en Internet, que casi siempre son a medida de lo que busca uno, pero de qué me sirve el exceso de información si no me ayuda a ser feliz. Prefiero cada día ir descubriendo las cosas de a poquito y así mantener la ilusión del hallazgo. Prefiero leer los cientos de clásicos que no he leído, escribir en libretas, que es menos nocivo para la espalda y para la vista. No digo hasta siempre, sino sólo hasta luego, si algún día encuentro algo interesante que compartir con ustedes, volveré. De momento estoy como un envase vacío, se acabó el té, y no quiero deslucir este trabajo tan bonito que he hecho, o eso creo.
Estaré disponible en mi correo electrónico. Les deseo a todos mucha felicidad, y para los blogueros, apenas un mensaje: el mundo sigue a pesar de lo que uno opine de las cosas. Es bueno saberlo, para no caer en obsesiones, aunque sé que suena algo chocante. Por suerte hasta ahora nadie me patrocina. See u later alligator!

Un artista callejero y unos bailarines improvisados en Sacré Coeur

La zona de Sacré Coeur (Sagrado Corazón) con su iglesia majestuosa construida en el punto más alto de París (Montmartre) es digna de ser visitada. El ambiente que rodea la zona es además muy variopinto, hay turistas de todas las nacionalidades y por supuesto no pueden faltar los artistas ambulantes como éste. Me llamó la atención que este micrófono no pertenecía al artista sino que estaba a disposición de todos los cantantes que pasaban por ahí. Cada uno de ellos tenía una media de 15 minutos para cantar o montar su espectáculo. (Verdad que estos franceses lo tienen todo organizado).
Este vídeo aunque incompleto está bien simpático. Que lo disfruten.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Me quedo con París (continuación)

He dejado aparcada por un rato la escritura de este post pues tenía cosas que hacer, pero ahora, y antes de volver a centrarme en París, quiero aclarar que sinceramente aprecio el esfuerzo que han hecho Juanes y el resto de los artistas para llevar este concierto en vivo a la gente de Cuba. Fue un concierto muy bonito y yo les doy las gracias en nombre de mi pueblo por su acto de buena voluntad, mucho más después de saber los apuros que pasaron y de ver en sus caras reflejada la emoción del momento de esa entrega. Aunque no dijeran mucho fuera del guión, quiero creer que sus gestos discretos se transformarán en olas al ser recogidos por un auditorio tan receptivo y ávido de esperanza como el cubano. Y con esta esperanza debemos quedarnos, pues fue un acto hermoso, de amor, de entrega, que debemos agradecer y honrar. No obstante sí creo que hay muchos oportunistas que se aprovechan de cualquier iniciativa para apropiársela o para desprestigiarla, y a esos me refería. La gente está tan falta de ideas originales que dedica su tiempo a criticar a los otros, o a auparlos. La gente siempre necesita de buenos a los que adorar y malos a los que criticar y desprestigiar, y yo digo que se metan un poco más en sus asuntos, o que sean felices consigo mismos, que es tan difícil. Pero bueno, ése es "su maletín".
Ya está, no más solar, ahora hablaré de mi viaje a París. Oh la la!
Además del hallazgo de la amabilidad de la gente (siempre me habían dicho que los parisinos eran odiosos, y en cambio los encontré solícitos, y muy, muy elegantes), lo más mágico de mi viaje fue la sorpresa -que aún no acabo de creer sea tal- de encontrarme a mi buena amiga Yadinet parada en una esquina apenas llegar. Como si me hubiera estado esperando en una esquina cualquiera de La Habana, donde solíamos darnos cita para ir al cine o al teatro. Llegar a ese cruce y mirar hacia atrás fue un acto reflejo, y allí estaba ella, como La Maga, por obra de un azar caprichoso -tenía que haber tomado un tren hacia el sur el día anterior y lo había perdido- y yo, que justo ese día había pensado en ella, me quedé de piedra. Las calles de París deben tener algún secreto que hacen que la gente se encuentre, no me explico sino cómo Horacio encontraba siempre a La Maga en su deambular. Yo encontré a mi amiga y fue una alegría tan grande que no los lo podíamos creer. Hacía ocho años y medio que no nos veíamos, y sin embargo ese mismo día había pensado en ella pues suyas fueron las primeras fotos que ví de esa ciudad. Un amigo común me había dicho que se había venido a probar suerte aquí en España, de hecho habíamos hablado, y resulta cuanto menos curioso que justo una semana antes decidiera regresar a Francia, justo para que yo me la encontrara.
Luego les sigo contando de París, ahora me caigo de sueño, entre tanto les dejo una foto que nos hicimos en el momento en que nos encontramos mi chico, Yadi, que es como le decimos cariñosamente, y yo.


También les dejo con este fragmento de "Rayuela", que habla del azar de los encuentros, yo lo he experimentado varias veces y estoy convencida de que el azar no existe.

"¿Encontraría a la maga? Tantas veces me había bastado asomarme, viniendo por la rue de Seine, al arco que da al Quai de Conti, y apenas la luz de ceniza y olivo que flota sobre el río me dejaba distinguir las formas, ya su silueta delgada se inscribía en el Pont des Arts, a veces andando de un lado a otro, a veces detenida en el pretil de hierro, inclinada sobre el agua. Y era tan natural cruzar la calle, subir los peldaños del puente, entrar en su delgada cintura y acercarme a la Maga que sonreía sin sorpresa, convencida como yo de que un encuentro casual era lo menos casual en nuestras vidas, y que la gente que se da citas precisas es la misma que necesita papel rayado para escribirse o que aprieta desde abajo el tubo de dentífrico. "

Me quedo con París

Vuelvo de París (¡Paríiiiii!), y me doy de bruces con el concierto de Juanes y toda la algarabía que se ha formado en torno al mismo. Por mucho que me empeñe en querer verlo como lo ven los analistas, pues mira, no le encuentro la complejidad, para mí se trata de un tema de oportunidades. Juanes (o su asesor) vio un filón en Cuba, y contra más polémica despertó su concierto este filón fue mayor, por eso se sumaron otros artistas, porque era Cuba (que es como decir la Atlántida) y porque la publicidad estaba garantizada, y la obra benéfica del año, hecha. Lo demás es histeria colectiva. Un concierto es lo que tiene que ser: gozadera. Y la gozadera no tiene color, al igual que la paz, aunque siempre la condenen a la blancura inmaculada. Dios sabe que para que haya paz antes tiene que haber muchas guerras.

Pero esto no se trata de amor a Cuba, es un tema de oportunidades, los listos (de uno y otro bando) las aprovechan para hacerse publicidad ¡Ah, qué cansada me tiene la gente con su poca creatividad! Tener que esperar a que otro cague para correr a analizar el contenido de la mierda, como si no hubiera mejores cosas que hacer en este mundo. Conciertos, por ejemplo, o mover la cintura que tiene mucho mérito porque para hacerlo bien se requiere esfuerzo físico y sudor, (y cintura, algo que no tienen muchos críticos, por eso se dedican a la crítica, porque si tuvieran cintura se dedicarían a la creación).
Sin embargo hay excepciones, por ejemplo esta gordita que encontré en el Centro Pompidou, que no tiene cintura pero baila y se lo pasa tan bien... Es como la bailarina Vrocha de mi querido Biote, gorda y feliz.




El vídeo forma parte de la exposición de arte femenino elles@centrepompidou y ahora por desgracia no recuerdo el nombre de la autora, pues no lo anoté, sólo sé que justo a lado de ella se encuentra un vídeo de la artista cubana Tania Bruguera donde aparece la artista hurgándose la encía con los dedos hasta hacer un amago de sonrisa. La obra en cuestión se llama "¡País mío, tan joven, no sabes definir!", y aquí tienen una foto, para que se hagan una idea.

¿Qué decir de París? Todos los calificativos que se le han dado a esta ciudad son merecidos. Es la ciudad de las ciudades, con todo respeto. Cuando estuve en Roma me pareció que era el súmum, pero ahora he cambiado de casaca, me quedo con París, un lugar en el que se respira arte, y no sólo eso, sino veradero amor al arte, una ciudad en la que ser artista es un orgullo, independientemente de la lengua que se hable, una ciudad que quiere al arte y lo respeta, y que por ello está plagada de artistas. Muchos lugares, incluyendo este en donde vivo, deberían tomar ejemplo de esa inversión intangible, que no todo ha de ser especulación y ladrillo, y "campaña por la lengua", el arte no entiende de idiomas.

(Continuará).

Un vídeo del concierto de Allier Díaz


No es porque sea mi primo, pero ya soy su fan. Me gustaría saber el nombre y el autor de esta composición. Me gusta el modo en que se funden el flamenco y la música cubana en este tema.

lunes, 21 de septiembre de 2009

El bar "La bicicleta" estrena sus conciertos (actualizado)





“El Velorio de Bibi”
(Jorge Luis González)



¡¡Concierto con cierto sabor cubano!!


Viernes 25 a las 21:00 Hs
en el Bar-Café “La Bicicleta”

c/Mallorca, 434
(L2 y L5 Sagrada Familia)

Entrada libre
Una acuarela de la trova cubana, con la simpatía característica de este artista cubano. Un buen momento para relajar y disfrutar del Mojito, 100% cubano, en oferta especial de 3,50 €




Y un poquito antes, a las 19h:


MUESTRA DE CINE CUBANO, CON LA PELÍCULA


“VAMPIROS EN LA HABANA”


Una parodia de los filmes de gángster ubicada en La Habana de 1933, en que unos vampiros mafiosos de varias nacionalidades, intentan robar una fórmula mágica que les permitirá vivir con la luz del día... Un clásico de la animación. Castellano.
Y el sábado en La Floresta estará la Obra de teatro “CICLOS”
Sábado 26/Sept. Hora: 22 Hs.
Lugar: Teatro de La Floresta, sobre la estación del FGC. (muy fácil ir y volver)

El vídeo y las fotos del aniversario del bar Yemayá

He recibido un email de Pilar con los vídeos y las fotos del aniversario del bar, quienes quieran verlas, deben ir aquí y aquí. Esta web es muy recomendable también porque mantiene una programación cultural constante en Madrid, sobre todo enfocada en Cuba.

domingo, 20 de septiembre de 2009

Reencuentro en Madrid

Estos dos vídeos que les pongo a continuación son del concierto del pasado 7 de septiembre en Madrid por el aniversario del bar Yemayá. La ocasión sirvió para reunir a este gran grupo que es Síntesis con su ex vocalista: Fidel García, aquí se los dejo para que los disfruten.



miércoles, 16 de septiembre de 2009

LELA -DULCE PONTES

No hagan caso del vídeo que es muy cursi, ésta es una canción bellísima en la voz insuperable de Dulce Pontes, la acompaña Carlos Núñez, el gaitero, esta vez con la flauta.

Ésta se la dedico a mi amiga Queseto, galleguinha que mañana está cumpliendo años. Queseto es de O Carballinho, Orense, de donde mismo son mis ancestros. La casualidad quiso que nos conociéramos hace ya casi dos años y desde entonces somos buenas amigas. Es una persona muy especial con un corazón de oro. Felicidades, amiga.

Y aquí les pongo la letra, me encanta como suena el gallego, es mu musical.

Están as nubes chorrando
Por un amor que morréu
Están as rúas molladas
De tanto como chovéu

Lela, Lela
Leliña por quem eu morro
Quero mirarme
Nas meniñas dos teus ollos

Nom me deixes
E ten compasión de mim
Sen tí non podo
Sen tí non podo vivir

Dame alento das túas palabras
Dame celme do teu corazón
Dame lume das túas miradas
Dame vida co teu dulce amor

Una noche en Palma de Mallorca


Esta es una canción que me solía cantar mi mamá y que me gustaba mucho. Nunca pensé que iba a terminar viviendo en Palma de Mallorca y experimentando en carne propia lo que es una noche junto al mar aquí (son mágicas, se los aseguro).
No sé por qué siempre pensé que el que la cantaba era Charles Aznavour, y ahora acabo de descubrir que en realidad es de Tony Dallara, que por lo visto fue muy famoso por aquella época. Deberían volver a Mallorca esos tiempos de esplendor de los años 60 y 70, unas décadas que según me cuenta el trompetista Armando Armenteros -quien a la sazón tocaba en la famosa orquesta de Tito's- fueron una verdadera locura.
Y he aquí la canción, espero que la disfruten y recuerden, sobre todo aquellos que se enamoraron escuchándola.


martes, 15 de septiembre de 2009

Proposiciones a la RAE

- Propongo institucionalizar el uso del vocablo "sobretodo" en lugar de "sobre todo", por su uso extendido y además porque en los países tropicales como el mío no se usa esta prenda (ni se conoce por lo visto) así que directamente se podría cambiar su significado en el diccionario cubano. Moraleja: si no puedes contra el enemigo, únete a él.

- Propongo quitar del español el uso del signo de exclamación al principio de las oraciones y dejar sólo el del final, como en inglés. Tiene más swing y además ningún joven en su sano juicio lo pondría salvo en un examen de lengua española (está tan demodé). Ya puestos abogaría por generalizar el uso de cuantos más signos de exclamación, mejor, en vistas de que al parecer uno sólo no deja patente el entusiasmo.

- Asimismo propongo admitir de una vez y por todas el "de que" para que todos los chismosos puedan chismear sin complejos "le dije de que no me llamara más".

- Propongo que las enciclopedias médicas reconozcan por fín la Tiricia esa enfermedad que padecen tantos cubanos y que causa somnolencia y color amarillento en la piel.

- Que se acepte el plural de "había", de "gente", etc. para que se pueda decir con toda naturalidad "habían muchas gentes".

- Pasar por encima y dejar atrás de una vez y por todas las reglas ortográficas, esos inventos arcaicos, y poder publicar en los blogs cualquier texto escrito de cualquier manera, (si total, la intención es lo que vale).

- Por último propongo que se liberalice el uso de los puntos suspensivos, ¿qué es eso de tener que usar solamente tres? La última moda es usar tantos como el espacio que quede detrás de la última palabra de la oración lo permita, se ha comprobado que le da más suspense a la cosa.

Una entrevista con mi primo Allier Díaz, guitarrista flamenco

Qué orgullosa estoy de mi primito, vean en esta entrevista lo bien que se expresa y -sobre todo- lo bien que toca. Sé que tendrá un futuro lleno de éxitos. ¡Goza, Juan Ferrer!

La libertad

A veces me parece que la libertad no existe.
Cuando miro a mi alrededor veo hombres y mujeres encadenados por lazos invisibles danzando caóticamente en un espacio limitado, alzándose unos sobre otros para sobresalir, como en un castillo humano. Cayéndose, levantándose, fornicando, conversando, peleando... y todo sin salirse del tablero.
Sin embargo a su manera cada uno de ellos se siente libre para elegir... elegir si tomar el café frío o caliente, elegir con quién irse a la cama, o qué canal de televisión ver. Es triste pero es así.

lunes, 14 de septiembre de 2009

Comer sin mirar

En el principio somos ciegos y chupamos por instinto todo lo que se nos acerca a la boca. ¿Quién no ha paladeado su comida con los ojos cerrados para disfrutarla más? Pero nada es gratuito en esta vida y hace falta abrir los ojos para ver de dónde sale el manjar que nos llevamos a la boca y a quién le habremos de pagar la cuenta cuando toque (que siempre toca).
Se dice de los gatos que no miran a quién les alimenta, por desagradecidos. Los gatos no piensan, su comportamiento es instintivo; sin embargo hay algunos seres humanos que actúan así, y no precisamente por hambre, sino por indolencia, por conformismo. Cuesta abrir los ojos y mirar a la mano que alimenta y al alimento en sí. Puede que se nos quite el apetito.

Desde Cuba: "Decadencia"

Acabo de ver este vídeo en el blog de Yoani y me ha hecho llorar, realmente me ha estremecido escuchar estas palabras viniendo desde dentro de mi Cuba.

En sus marcas, listos...

Parece que el mundo empresarial americano se está afilando los dientes para ver lo que sucede en Cuba, y sino véanlo aquí. Cuando el río suena... a mí me da cierto repelús imaginar lo que puede ser esa repartición de bienes. Sobre todo porque el pueblo cubano no la va a ver pasar. Pero bueno, habrá que elegir de los males, el menor. Ojalá se pueda elegir, y ojalá los propios cubanos podamos decidir nuestro futuro.

Este jueves, noche del arte en Mallorca

Esta nota del periódico "Última hora" lo explica mejor, aquí les dejo la programación de una de las galerías.

¿Lo logramos?

Logo de la campaña de "Internet libre para Cuba", copyright de Aguaya Berlín y El plátano alegre.

Me he levantado hoy con esta noticia. ¿Será verdad?
No me lo puedo creer.
¡Lo logramos!
¡Lo lograron!
¡Se logró!
¡Qué rico, chicooooooo!
Ahora hace falta que la dichosa red tenga "ancho de banda", para que la gente se pueda conectar desde sus casas. Pero algo es algo. "Vamos por partes", como dijera Jack el destripador.

sábado, 12 de septiembre de 2009

Fotos de la feria "Mallorca, Artefacto de Ciudadanía"

Con unos amigos que fueron a visitarme al estand.

Una muestra de la prensa alternativa que se hace dentro y fuera de Cuba, incluyendo los blogs.



Me tomé la libertad de reproducir algunos artículos sobre Cuba que encontré en Internet, para aquellos curiosos que quisieran saber más.


Con tres intelectuales colombianos que viven en Mallorca.

Una vista del patio de la Misericordia, donde tuvo lugar la feria. En los estands de las diferentes asociaciones podía verse una muestra de la cultura de cada país.

Los sellitos con el logo de la campaña de Internet libre para Cuba estuvieron disponibles para todos los curiosos que se interesaron por el tema.

Así lucía la mesa. Finalmente pude darle una utilidad a las revistas que poco a poco he ido trayendo de Cuba y que constituyen mi pequeño tesoro.
Sé que hubiera podido hacerlo mucho mejor, pero para el poco tiempo de que dispuse (una semana) creo que estuvo bastante representativo de lo que hay. Me faltaron muchos elementos por poner, blogs y revistas a las que dar promoción, iniciativas ciudadanas que recoger, pero quedan pendientes para una futura exposición - ¿quizás colectiva?- de la cultura cubana dentro y fuera de la isla. Para mí el objetivo de que los visitantes que se acercasen al estand vieran un muestra de la cultura cubana oficial y alternativa quedó cumplido, sobre todo porque pude explicar de viva voz a quienes me preguntaron sobre el contenido de la muestra y debatir con algunos amigos latinoamericanos y africanos sobre la problemática cubana. Pero eso se los contaré en otro post.

Hoy sábado estaré todo el día aquí




Para ver el cartel detallado de la feria, hacer click sobre las imágenes.

jueves, 10 de septiembre de 2009

Premios "Una isla virtual"


Para quienes no lo saben aún, ayer en Cuba tuvo lugar la entrega de los premios "Una isla virtual" a los mejores blogs hechos desde dentro de la isla. Vean la crónica de Yoani sobre el tema.
Mis felicitaciones a todos ellos por su valentía al sacar adelante esta iniciativa. Pasos pequeños como estos son el inicio del cambio que está por venir, y el cambio llegará, no cabe duda.
Y parece que sí, que definitivamente las cubanas están sacando la cara por el país. Bravo por ellas, ya lo anticipaba la I Encuesta de la Blogósfera Cubana, que el porcentaje de blogueras cubanas era asombrosamente alto con respecto al del resto de la blogósfera hispana.
¡Ah, Cuba, qué orgullosa estoy de tí!

Entrevista a Pep Juárez, coordinador de CGT Baleares, sobre el despido improcedente

Esta semana aparece en el Baleares Sin Fronteras una entrevista que le hice al coordinador de la Confederación General del Trabajo (CGT) de Baleares, Josep Juárez, sobre el despido improcedente, un tema que en estos momentos está de gran actualidad por la coyuntura económica de crisis que se vive y por la finalización de la temporada turística, motor de la economía de Baleares. Si desean leerla, hacer click aquí.

Otros actos socioculturales en Mallorca

Para los interesados, hacer click sobre esta imagen para ver la siempre interesante programación de Sa Taronja, este viernes con escenario abierto para todo el que desee lanzarse a mostrar su arte.

Una nota social: el día 29 a las 19.30 presentarán aquí la Guía Anrirrepresiva. Habrá que ver de qué se trata esta herramienta. Yo estoy harta de que me repriman, así que tendré que comprarme una de estas guías. Por cierto, en un rato colgaré la entrevista que le hice a Josep Juárez, secretario de CGT Baleares.

Bueno, este concierto en el que otras veces he participado tendrá lugar una vez más en ARCA este sábado. Espero que les vaya muy bien a los amigos chilenos, la causa lo merece.

Mañana viernes, Eliane Elías en concierto en el Jazz Voyeur Festival 2009

Eliane Elías concierto en el Jazz Voyeur Festival 2009. Eliane Elías es reconocida internacionalmente por su personal e incofundible estilo que combina el glamour de la música brasilera, una sólida formación clásica y el amor por el jazz.

Eliane Elías concierto en el Jazz Voyeur Festival 2009 de Palma de Mallorca.
Conservatorio de Palma. Viernes 11 de Septiembre.
20:30 horas. Precio 35€


Cuando se cumplen 50 años del nacimiento de la bossa nova la pianista y vocalista Eliane Elias, brasileña de nacimiento y asentada en Nueva York , celebra el aniversario del género musical con el disco "Bossa Nova Stories" (Blue Note, 2008). Para este trabajo, el número veintiuno de su carrera, ha grabado un total de catorce temas donde captura el espíritu cool y seductor de la bossa nova.


Y después nos vamos al restaurante de Pepe Pintos a ver su exposición:



Y a disfrutar de sus riquísimas tapas, a ver con qué nos sorprende ahora el Pepe...

¿Hasta cuándo?

Casi lo están logrando: la incomunicación total.
Me pregunto si su absurda estrategia les dará resultados.
Yo creo que no.

lunes, 7 de septiembre de 2009

Vuelven las "Conversaciones de Formentor"




Los días 25, 26 y 27 de agosto de 2008 se celebró la primera edición de las Conversaciones Literarias en Formentor, homenaje y memoria de los encuentros literarios promovidos por Camilo José Cela en el Hotel Formentor en 1959, el Coloquio Internacional sobre novela y los premios Formentor. En aquella ocasión contaron con la presencia de Carlos Fuentes, impulsor del proyecto, así como de Simón Pedro Barceló, propietario del Hotel Formentor, donde volvieron a encontrarse escritores, editores, agentes literarios y periodistas, con la finalidad de recuperar lo que fue, en palabras de Carlos Barral, un referente mítico para la vanguardia de la creación literaria y el mundo editorial europeo.

Los días 25, 26 y 27 de septiembre de 2009 tendrá lugar en el Hotel Formentor la segunda edición de las Conversaciones Literarias en Formentor. Los coloquios que se realizarán en los salones y jardines del Hotel Formentor se dedicarán a pensar los vínculos entre imaginación, memoria y territorio. Los participantes comentarán las obras y tendencias actuales de unas geografías literarias que abarcan por igual lugares, géneros y ficciones.

El programa completo de las jornadas, cuyo tema central es “Geografías literarias” lo pueden ver aquí.

¡Cuidadito compay gallo, cuidadito!

Hoy quiero reproducir aquí una denuncia que ha hecho un amigo, el músico cubano Ramiro Infante, en su recién estrenado blog "El trovador foraster" de una práctica bastante frecuente entre los músicos y artistas cubanos, que es desgraciadamente el mal hábito de pisarse las actuaciones, de hacer competencia desleal. Cierto que no corren buenos tiempos para la música en vivo y mucho menos para la música cubana, que en estos lares tiene una demanda limitada, pero ¿dónde han quedado los buenos valores? Yo también me lo pregunto.


¡CUIDADITO COMPAY GALLO, CUIDADITO!


Hoy no tenía intenciones ningunas de referirme a este tema, pero no dormiría ni viviría tranquilo si no expreso mi más seria preocupación y de paso alerto por una práctica que de tanto en tanto renace como mala hierba entre los músicos que vivimos y trabajamos fuera de Cuba.

Resulta que actuando “Havana Swing” hace dos semanas en el que ha sido nuestro sitio habitual de trabajo cada sábado durante todo lo que va de verano, se nos comunicó que el sábado 29 vendría a compartir escenario con nosotros un cantante cubano que anda por la Isla. La noticia, honestamente, no nos causó “ni frío ni calor”, acostumbrados como estamos en tantos años de experiencia en estas lides a compartir sentimiento y tarima con otros colegas y con figuras de renombre en el ámbito de la música popular cubana.

Lo cierto es que al terminar la noche el responsable del local nos dijo que viniéramos a actuar la semana próxima ( ayer día 5), pero la siguiente (día 12) no, porque vendría en nuestro lugar el cantante al que me he referido antes.

No tengo idea ni de la manera en que se presentó ante el regente del local ni de si ha habido algún tipo de intencionalidad en los actos de este señor. Espero que no.

En tiempos de crisis, cuando la ley de la oferta y la demanda muestra su cara más despiadada, es perdonable que se salga a la calle a buscar a toda costa un trabajo donde ganarse el sustento y llegarlo a hacer incluso agresivamente. Hasta aquí todo muy bien.

Ahora, mi reflexión: ¿es ético o válido que un músico que se respete vaya a un sitio donde hay otros coterráneos brindando sus servicios y se ofrezca para lo que a la larga podría resultar una sustitución?

No juzgo ni acuso, sencillamente reflexiono.

En el enjundioso argot de mi barrio a esto le llaman “piratería” y por suerte la época de los piratas y corsarios, muy rentable en según que islas del planeta, hoy con la deleznable excepción de los neopiratas somalos , ya es una lacra de el pasado.

Si pusiéramos nuestro pensamiento por un momento en el precioso legado de Cuní, Chapottín, o Benny – “hombres y amigos”- seguramente seríamos un poco más celosos en el cuidado de esas hermosas tradiciones de compañerismo y hermandad que ellos nos dejaron como herencia.

Aún así, me niego a creer en aquello de que no hay peor cuña que la del mismo palo.

¡Qué siga el Son!


Ramiro Infante

Palma, verano 2009


Ver el post original en el blog de Ramiro.
Ir al blog de Havana Swing Mallorca.

Hoy quiero compartir con ustedes esta hermosa canción

Hay pocas canciones y pocos poemas más bonitos que éste de Raúl Ferrer musicalizado por su sobrino Pedro Luis Ferrer, ese trovador maravilloso, cultor del changüí, que canta como los dioses y con sus letras afiladas denuncia los males de la sociedad cubana. Para él, mi admiración infinita, al igual que para el poeta Raúl Ferrer, autor de estos versos.




Romance de la niña mala
(Pedro Luis Ferrer-Raúl Ferrer. Mariposa. 1977)

Un vecino del ingenio
dice que Dorita es mala,
para probarlo me cuenta
que es arisca y mal criada
y que cien veces al día
todo el batey la regaña.

Que a la hija de un colono,
le dio ayer una pedrada,
y que la del mayoral
le puso roja la cara,
quién sabe con qué razones
por nosotros ignoradas.

Que si la visten de limpio
al poco rato su bata
está rota o está sucia,
que anda siempre despeinada,
que no estudia la lección
y nunca sabe la tabla,
que el sábado y el domingo
se pierde en las guardarrayas
y recogiendo guayabas.

Y yo pregunto: “Vecino,
vecino de mala entraña,
¿quién puede decir que sea
por eso mi niña mala?.
Si hubieras visto lo íntimo
de su vida y de su alma
como lo ha visto el maestro
¡Qué diferente pensara…!

Verdad que siempre está ausente,
pero si viene no falta,
entre sus manitas breves
un ramo de rosas blancas
para poner al Martí
que tengo a mitad del aula.
Con quien no tenga merienda
parte a gusto su naranja;
si cantamos al salir
se oye su voz la más alta,
su voz que es limpia y alegre
como arpegio de guitarra.

Y cuando explico aritmética
le resulta tan abstracta
que de flores y banderas
me llena toda la página.
Y prefiere en los recreos,
cuando juegan a las casas,
jugar con Luisa: la única
niña negra de mi aula.
A veces le llama Luisa
y a veces le dice: ¡Hermana!.

Y cuentan los que la vieron
que en aquella tarde amarga
en que no vino el maestro
era la que más lloraba.

Cuando se premie el cariño
y lo rebelde del alma,
cuando se entienda la risa
y se le cante a la gracia,
cuando la justicia rompa
entre mi pueblo y su marcha
y el tierno botón de un niño
sea una flor en la esperanza,
habrá que poner al pecho
de mi niña una medalla
aunque el batey, malicioso,
me le dé tan mala fama,
y tú -mi pobre vecino-
no entiendas una palabra.

domingo, 6 de septiembre de 2009

Donato Poveda y Arturo Sandoval 1984 (Varadero, Cuba)

Este vídeo de esta canción que me gusta tanto lo he podido ver gracias a un buen amigo. Para mí es una canción extraordinaria, maravillosa, y este acompañamiento de Arturo Sandoval y su grupo la hace aún mejor. Disfrútenla.

El día que me fui de Cuba


Hace ya rato encontré esta foto en el blog que mi primo Manolito actualiza, llamado "El álbum de mi familia", donde va colgando fotos de nuestra familia por parte de madre, y también de la rama de su padre, que viene de China.
Esta foto, que le he robado, nos la hicimos en el aeropuerto el día en que yo me fui de Cuba, hace ya ocho años y tres meses. Lejos estaba yo de imaginarme cómo iba a cambiar mi vida desde entonces, para bien. Un detalle: todos los que están a mi derecha -mis dos tías, mi primo Bely y su esposa- se han ido de Cuba. Es la realidad de la familia cubana, que en la mía se puede ver muy bien porque como ya he dicho antes somos muchos los que hemos emigrado.
La que está a mi lado es mi hermana Addis, que entonces era aún una niñita y ya es toda una mujer, y un poco más allá están mi padrastro y una prima suya. A pesar del tiempo y la distancia que nos separa, los llevo en mi corazón, y me siento afortunada por tener una familia como la que tengo.

sábado, 5 de septiembre de 2009

La quietud de los peces

Estoy experimentando una quietud semejante al silencio que se siente bajo el mar. Ya no deseo con vehemencia cosas que están fuera de mi alcance, sino que voy amoldando mis expectativas para ser más feliz con las cosas y las personas que tengo a mi alrededor. Y lo voy logrando, de momento, y este pequeño cambio de postura representa en mí un avance gigantesco: toda una vida deseando lo imposible y justo ahora me doy cuenta de que el secreto está en desear lo posible y sobre todo en desear ser feliz (se vive mejor y no se pierde la ilusión).

"Toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz", dicen que dijo Martí. Cuánta razón tenía.

viernes, 4 de septiembre de 2009

Reflexionar sobre la nada


Últimamente cada vez que me pongo a escribir en este blog siento sobre mis hombros la presión de tener que sacar alguna conclusión inteligente sobre la vida, sobre las cosas, y eso me parece patético. No hay nada tan banal como la grandilocuencia, y nada tan horrible como la grandilocuencia disfrazada de humildad. No pretendo convertir este blog en un libro de autoayuda, así que trataré de cambiar ese tonito de fin del mundo, que "nadie se va a morir, menos ahora" y además, todavía no me saqué el doctorado en humanidades, así que cero reflexiones, que con las del coma-andante ya tenemos de sobra.
A propósito del coma-andante, hace un tiempo bromeaba para mis adentros sobre si debía reunir algunos post de esos que me quedan tan profundos y editarlos bajo el título de "Reflexiones de la compañera Ivis Acosta". Igual hubiera sido un best seller, pero mejor no arriesgarme. Modestia aparte quiero que el día que tenga un libro éste se venda por lo que es y no por una truculenta operación de marketing. Y hablando de esto me acabo de acordar del chiste de Pedro Ros, de quien se dice que estando en una reunión habló del "markéting" y al ver que la gente se reía por lo bajito rectificó: "bueno, el marketín, como sea que se diga". Pobre Pedro Ros, no sé si sería tan bruto como lo pintaban pero los chistes le llovían.
Y bueno ché, qué más, que no vale la pena ponerse tan profundo, rotundo y trascendental para hablar de las cosas. Hoy estoy suave, ¿se dieron cuenta? Me he disparado tres capítulos seguidos de "Men in trees", me gusta esa serie, tiene su cosita, todos son tan amables, simpáticos, compañeristas en Elmo, y además está el tal Jack (Alaska me gusta cada vez más, es que salen unos paisajes...)
¿Por qué a las mujeres nos gustará el modelo de hombre rudo, aventurero, que trabaja con las manos, de pocas palabras? ¿Por qué se perpetúa el estereotipo por los siglos de los siglos a pesar del feminismo cada vez más en boga? Esta serie, sin ir más lejos, habla de una chica moderna e independiente que a pesar de todo su cosmopolitismo acaba por sentirse atraída por el modelo de hombre fuerte que le da seguridad y la protege entre sus brazos. No es que a mí no me guste este tipo de hombre, al contrario, pero me llama la atención que el mundo dé tantas vueltas para venir a parar al mismo sitio. Menos mal que al menos yo no he perdido el tiempo buscando otro modelo que no fuera ése: el clásico. Claro, entre este hombretón y el de las películas de los años 50 existen diferencias. Éste no fuerza a la mujer a hacer nada que ella no desee y es extremadamente respetuoso, tanto, que da más morbo incluso que si no lo fuera, porque siempre queda el aquello de lo que pudo haber sido.
En fín, que los americanos siguen creando estereotipos a destajo, y lo más raro: les siguen funcionando después de tanto tiempo sin cambiarlos apenas. Pero a mí me va bien que así sea: me encantan los clásicos, y los americanos siempre han sido los mejores fabricantes.

Este jueves en Àgora se hablará sobre Cuba


¡¡¡Libertad para Panfilo y todos los presos politicos en Cuba!!!

Me gusta este video, me gusta como habla este hombre y todo lo que dice, borrachera aparte.
Espero que Pánfilo pronto esté libre.
¡Jama, caballero! ¡Lo que hace falta es jama! ¡Y que liberen a Pánfilo de una vez!
www.jamaylibertad.com

jueves, 3 de septiembre de 2009

Urgente: se buscan medios de comunicación alternativos

Bueno amigos, me han invitado a participar representando a Cuba en una feria de medios de comunicación que tendrá lugar próximamente en Mallorca, dentro del evento "Mallorca, artefacto para la ciudadanía".
La feria de medios es una feria en la que cada asociación muestra al público mallorquín los medios de comunicación de su país, incluyendo la radio y la televisión. Como saben todos, en Cuba no hay mucha variedad, tan sólo prensa oficialista, y a mí me gustaría mostrar también la otra cara de la moneda, así que ya estoy recopilando información sobre medios de comunicación alternativos hechos desde dentro y desde fuera de Cuba.
Este llamado es un SOS para todos aquellos que quieran colaborar enviándome medios de comunicación cubanos de fuera y de dentro para poner en el stand, también se agradecerán informaciones (en Powerpoint, en imágenes) sobre el tema de la libertad de expresión en Cuba. Hay que darse prisa puesto que la feria tendrá lugar el próximo día 12 de septiembre. Aún están a tiempo para enviarme algún material (revista, periódico, pasquín) por correo postal, aunque también serán bienvenidas las presentaciones por correo electrónico. Hagamos de esta Feria de Medios algo realmente plural. Para ampliar información, pueden escribirme a la dirección: ivisota@gmail.com

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Tiene delito

Todo eso está muy bien, haber vivido mejor, peor, haber sentido... sin embargo tiene pecado detenerse demasiado a mirar hacia atrás y no darse cuenta de lo que sucede a tu alrededor. A mí me ha pasado.
Recuerdo una frase que leí una vez y que decía algo así como: "quien vive recordando glorias pasadas desanda el presente y fracasa en el futuro", y uno no quiere eso para sí, ¿verdad? El fracaso es una palabra fea, como el coco, y a veces esta más cerca de lo que uno se imagina, disfrazado de premio mayor.
Siempre que me secuestran esos demonios que me llevan a sentirme reina del carnaval por una noche, "la bárbara del ritmo", hay un día después, y en ese día sólo me tengo a mí y a mi realidad cotidiana, compuesta de la gente que me quiere y me acepta como soy, con mis defectos, y a la que no le importa si escribo o empino papalotes, porque básicamente no tienen tiempo de leerme, o no están para eso (que en este mundo hay tanto que hacer y todos los caminos conducen a Roma). Y entonces la ciudadana que soy se avergüenza de la bohemia que quise ser, porque seamos sinceros: ser bohemia no aporta mucho a la sociedad, es un gusto estético y nada más, pero no tiene el mismo mérito que levantarse día tras día a las siete de la mañana a currar. O al menos así se ve desde fuera, y el modo más fácil de darse cuenta es saber si te puedes pagar las facturas o no, de lo contrario tiene delito.
¡Ah, las facturas, toda una cuestión existencial! Y lo que hay que hacer para pagarlas a veces ronda la ciencia ficción, o la ilegalidad. Cada vez que pienso en los chupamedias que se arriman al poder, en la gente que ayer te ignoraba y hoy te sonríe descaradamente porque necesita de tí o porque de pronto te volviste importante, en los que se fijan en cómo vas vestido para saludarte o no... cada vez que pienso en ese tipo de cosas me pongo de los nervios. Curiosamente el mundo prefiere a los que pagan las facturas, da igual de dónde saquen el dinero, o si no es suyo, como los bancos, que dieron tanto cheque sin fondo a pobre gente que no tenía ni idea, ¡ah pero eran señores de traje y corbata, muy correctitos ellos, que se levantaban a las siete de la mañana a trabajar!
Sea como fuere hay que pagarlas (las putas facturas) y el que no lo ha asimilado es porque todavía está pensando en clave comunista, y el que se detiene mucho, como yo, a mirarse a sí mismo y a pensar en las musarañas, se encuentra con que un día no tiene lo que se necesita para vivir en paz consigo mismo y con los demás. Y es triste mirar hacia al lado y darte cuenta de que con tu insensibilidad y tu hedonismo estás afectando al prójimo. Y eso tiene delito, da igual como se pinte.

martes, 1 de septiembre de 2009

Aquellas pequeñas cosas

Nostálgica perdida que soy, últimamente me la paso evocando tiempos pasados que por alguna razón siempre parecen mejores que los actuales, aunque estos no sean malos. ¡Ah, pero esa luz en la mirada, esa inocencia, (ese cuerpecito serrano) no se vuelven a tener! Además, me gusta evocar los recuerdos para -aunque sea de este modo artificial- volver a vivir esos momentos que me marcaron. Siento que la vida me pasa tan deprisa que no me da tiempo a saborearla, por eso cada vez que puedo hago flash back, para aterrizar allí, en el preciso momento en que tomé una decisión y no otra, en el instante en que me besaron o besé, cuando fui tonta, cuando fui adorable, cuando fui puta y me llevé el gato al agua, cuando lloré (y mira que lloré) por amor, cuando escribí mis primeros versos (de amor, para variar), cuando me emborraché, cuando fumé y me sentí flotando sobre una barra de dulce de guayaba, cuando debatí hasta las tantas de la madrugada acerca de la inmortalidad del cangrejo, cuando bailé como una posesa por no tener nada mejor que hacer, cuando planeábamos fugarnos de aquel país maldito, cosa que algunos aún no lograron.
Debo estar poniéndome vieja porque me ha dado por hacer una especie de recuento de mi vida, y es un trabajo que me lleva tiempo y energías, pero al que no puedo renunciar: es una compulsión. Diríase que estoy enferma de nostalgia, poseída por un espíritu burlón que quiere que exprese algo de alguna forma que no alcanzo a discernir (ni el qué ni el cómo), y es que parece que mi espíritu habla muy bajito y no sé si me dice que escriba, que rebusque en mis fotos viejas, que salga corriendo y no pare hasta que vuelva a ser la misma, que prolongue para siempre aquella adolescencia, que es la mejor etapa de la vida, o que la cierre de una vez y por todas con broche de oro y me monte una juerga inenarrable, que debe ser por eso que no acabo de sentar cabeza.
A veces oigo una voz que me dice: "¿para qué quieres casa?, puedes vivir debajo de una piedra", "¿Para qué quieres ropa y comida en la nevera?" "¡Lárgate a ver mundo!" "¡Viaja!" "Ya tendrás tiempo para recordar, eres muy joven todavía", "¡nada de hijos aún!" Mas luego el perezoso que me habita, que es mucho más pragmático, me dice: "¡vete, pa' que tú veas lo que es bueno!" "Deja que no tengas donde dormir, que no tengas dinero ni pa' chicles... con lo que te ha costado adornar esta casa, encontrar estos muebles, escoger la vajilla. ¡La de viajes a IKEA que tuviste que hacer!" "Y ese hombre tan bueno" -refiriéndose a mi novio, pero ahí tengo que pararle los pies: "¡aguanta ahí que yo no he dicho que lo fuera a cambiar! Ay, pero qué complicación, si yo lo único que quiero es dar una vueltecita! (A la manzana, vaya), y sentir esa cosquilla que sentía cuando todo era nuevo como una libreta a principios de curso, y cambiar de lugar era posible sin tener que pensar lo que hago con mis cosas y con mis cuentas si un día me da por irme a la Conchinchina. ¡Odio tener esta edad en la que uno va dejando huellas por doquier! Con lo fácil que era antes ir de un lado para otro sin tener que estar dándose de baja de esto y de aquello. Aquí, si me muero, un año después todavía parecerá que estoy viva porque me seguirán llegando las ofertas dizque "especiales", todo el mundo detrás de tu dinero (conmigo se escacharon, por cierto, soy tan poco consumidora que ya no se gastan ni el papel para escribirme ni la llamada de teléfono para molestarme: los maté de inanición).
En mi círculo se me conocía por las preguntas tontas; "¿cuánto cuesta un peso de huevos?", "¿Cuántos bistecs salen de un caballo?", son clásicos de mi infancia que a cada rato me recuerda mi mamá. Siempre he sido despistada y patética; la primera vez que por fín me decidí a tirar un huevo (algo que hacían mis primos varones con total naturalidad) vine a coger un huevo duro de un grupo que mi madre tenía reservado para una ensalada fría. Cuando aquella bolita chocó contra la pared y se deslizó suavemente en la oscuridad de la noche me dije: "eres de lo que no hay". Jamás robé nada por educación, pero el día en que intenté robarme un libro de una librería casi me cogen y al final lo tuve que dejar en su sitio.
Siempre fui torpe y olvidadiza, aún lo soy y por eso mis amigos no me dejan a sus hijos porque temen que les vaya a pasar algo. Nunca supe decir malas palabras con la entonación adecuada, aunque a superar eso me ayudó un novio que tuve, quien me hizo gritar en medio de la Plaza de la Revolución: "¡La pinga pa' to el mundo!" y "me cago en el coño de tu madre", mientras se me subían los colores. Decía que no había nada más ridículo que una mala palabra entre dientes y con pena. Y tenía razón, hay que saber decir esas cosas.
¿Y por qué estoy haciendo este recuento? Ah, pues no sé, me ha dado por ahí, quizás se trate de alguna historia que quiere que la cuente, y también porque he llegado a la conclusión de que para qué guardarse las historias si total, mañana pasa un carro y nos arrolla y pasado somos uno más de las estadísticas anuales de accidentes. Así que, antes de que esto suceda, yo voy a sincerarme.
Mañana más.

Concierto de guitarra flamenca de Allier Díaz Ferrer

Mi primo Allier que vive en San Miguel de Tucumán (Argentina) hará un concierto próximamente. Yo desearía poder estar allí para verle. Mucha suerte, primito.

lunes, 31 de agosto de 2009

...y sobre todo no decir cosas que después no pueda sostener

Me he puesto a pensar en el peligroso cerco que tienden las ideas a quienes jugamos a acariciarlas, a ponérnoslas de traje, a intercambiarlas... Las ideas, como las palabras, son engañosas y por sí solas no sirven de mucho; hay que argumentarlas, saber usarlas y también saber decirles adiós.

El inconveniente de hacer de la comunicación un oficio es que, de tanto usar las palabras y las ideas, estas acaban devaluándose, estrujándose y apestando. Hace falta andar con pies de plomo para no caer en la tentación de hablar de más, porque una vez que se saben usar las palabras y los giros del lenguaje parecería que siempre se puede tener una opinión sobre todo, y no es así, no debería ser así. Hace falta humildad y mucho autocontrol para no caer en esta trampa de hablar por hablar.

Cada vez más desconfío de las palabras y me importa más el cómo que el qué, los gestos que el comentario en sí, eso que llaman lenguaje extraverbal, y todavía más -porque existen muy buenos actores- me fío de los hechos. Los hechos no engañan, los resultados son los que son, las interpretaciones pueden variar según el punto de vista, pero los hechos son únicos y están ahí, como piedras en medio del camino para quien quiera o pueda verlos.

Desconfiar de la palabra, desconfiar de las palabras, que son engañosas, desconfiar de las interpretaciones subjetivas de la realidad (cuando no se trata de arte) es una buena máxima para sobrevivir en este mundo de apariencias. No juzgar, ¿para qué si las cosas sigue su curso a pesar de nosotros?, y sobre todo no decir cosas que después no pueda sostener. Esto último tendré que grabármelo porque me encanta hablar de más y ser espontánea, con el inconveniente que esto tiene.

Y hablando de palabras, he aquí una canción bellísima de Marta Valdés, llamada así: "Palabras" en la voz colorida y generosa de Gema Corredera, la guitarra y el filin lo pone Ahmed Barroso. El vídeo es de otros blogueros, mis socios de Generación Asere. Disfrútenla.


Original Swing Quartet

Este grupo, a cuyo director David Aguiló tuve el placer de conocer, toca exclusivamente jazz de los años 30, o sea, swing, y lo hace muy pero que muy bien. Manolo Cuesta es uno de los saxofonistas más reconocidos de España. Una curiosidad: David Aguiló fue durante 10 años propietario y promotor de un club de jazz que hizo historia en Mallorca: el club Barcelona, donde se podía escuchar la mejor música de toda la isla. Actualmente es el Jazz Voyeur Club, y sigue haciendo historia.

viernes, 28 de agosto de 2009

To be or not to be

El post de ayer de Aguaya me ha dejado pensativa, el post y los comentarios, pues el tema que tratan -to be or not to be- me es especialmente familiar. Yo también me debato, como ella, entre denunciar lo que pasa en mi país, que me toca de cerca y me pone mala, y la opción, quizás más astuta, de callar, como hacen muchos, por miedo a las represalias a mí o a mi familia.

Quiero aprovechar la ocasión para decir aquí que creo firmemente en este trabajo colectivo que desde los blogs estamos haciendo, aunque a algunos les parezca un esfuerzo baldío, yo, como Aguaya, creo que tiene una importancia decisiva en la formación de una Cuba mejor, más plural y democrática, y aunque no soy política ni es este el punto fuerte de mi blog cuando tengo una opinión, la digo y cuando tengo que denunciar, lo hago, cada vez más confiada en que mi voz no cae en el vacío, sino que hay ojos receptivos, cómplices que amplifican y enriquecen el mensaje: ése es el poder de los blogs, que permiten a todo el que lo quiera expresarse, denunciar lo que de viva voz no haríamos muchos, pues no hay que olvidar que hay muchos blogs anónimos pero también efectivos.

Hubo una pregunta que me tocó como si me la estuvieran haciendo a mí. Alguien le preguntaba a Aguaya si quería ser una heroína, y yo que tuve la oportunidad de conversar sobre estos temas con ella hace poco durante el evento Blogueando a Cuba sé que no es su intención inmolarse ni convertirse en punta de lanza de una guerra que probablemente tanto a ella como a mí se nos escape en toda su dimensión, porque no somos expertas, tan solo ciudadanas con inquietudes y también con miedo (recuerdo que de ese tema precisamente hablamos, del miedo a las consecuencias, y también del miedo a que se nos utilice, y es que hay que andar con pies de plomo porque uno no sabe para quién trabaja).

La cosa es sencilla: usamos nuestros blogs como medio de expresión de nuestras inquietudes y lo hacemos desde fuera de Cuba porque vivimos aquí, y es una posición tan válida como la de los que lo hacen desde allá, ¿quién dice que criticar es sólo patrimonio de los de adentro? ¿Dónde está la ley que dice que yo por estar afuera no puedo saber de las cosas que pasan en mi país tanto como los que viven adentro? Pues no señor, discrepo, yo sé ahora mismo más de mi país que mucha gente que vive dentro de él, desinformada. He podido viajar y contrastar impresiones, y precisamente por ello puedo alzar la voz con toda seguridad para criticar y reclamar lo que me parece justo para mí y para mis compatriotas, no por hacerme la bárbara ni por lograr más visitas en mi blog, sino porque existe una cosa que es el civismo que está por encima de mis intereses personales, y si todos lo tuviéramos tan claro, el país iría mucho mejor de lo que va.

El tema de los padres es un tema especialmente sensible y que a muchos nos preocupa, pero yo lo veo así: mis padres tuvieron su papel en la historia y eligieron qué posición tomar, yo se las respeto, pero mi realidad es otra y otra la historia que hay que escribir con valentía. Existe un problema real, un país que a ellos se les fue de las manos y que hay que arreglar. Y no me refiero a que todo en aquel país sea un soberano disparate, lejos estoy yo (y creo que otros cubanos que viven fuera también) de esas posiciones extremistas que quieren para Cuba un capitalismo neoliberal, lejos está mi blog, y el de Aguaya, de expresiones maniqueas y de repeticiones de papagayo, como insinuó alguien en uno de los comentarios del post en cuestión. Pero a veces hay que mojarse, hacer frente común, porque el individualismo (que a mí tanto me gusta, por otra parte) no nos conduce a nada en el sentido práctico. Hay que mojarse los pies.